domingo, 10 de febrero de 2013

En ti confía mi corazón, en ti reposa mi Alma!

Mi ser descansa en ti, mi corazón aún afligido se humilla para ser consolado y recogido en tu presencia. Escucha mi oración o poderoso de Israel, clamo a ti y me respondes desde tu monte santo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios nos ayudan a crecer y fortalecer este Ministerio. Bienvenidos...